El ojo:  Órgano fundamental para dar sentido a la visión

El ojo: Órgano fundamental para dar sentido a la visión

Ojo, cerebro y luz, tres elementos distintos sin los cuales no se podría desarrollar el sentido de la vista.

Los sentidos son el mecanismo que permite al ser humano percibir lo que le rodea y relacionarse. Por eso, es importante conocer cuáles son, cómo se componen, qué puede dañarlos y de qué manera se pueden evitar esos daños. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.), algunas enfermedades de los ojos pueden conducir a pérdida de la visión, por lo que es importante identificar y tratar estas enfermedades lo antes posible. Usted debe acudir a una revisión de sus ojos tan seguido como su proveedor de atención médica lo recomiende, o si presenta nuevos problemas de la visión. Así como es importante mantener su cuerpo sano, también necesita mantener sus ojos sanos. Coja la lupa porque este artículo está dedicado al ojo.

Las partes principales del ojo son:

  • Iris: Es la membrana coloreada del ojo. Ubicada entre la córnea y el cristalino tiene como función regular la entrada de luz aumentando o disminuyendo su tamaño según la intensidad de la misma. El número de gránulos de color en el iris determina el pigmento del mismo que además se relaciona con los genes, el tipo de piel y el color de cabello de una persona. La inflamación del iris se llama iritis. Ocurre con poca frecuencia la formación de tumores en esta membrana, sin embargo, cuando sucede se trata de melanoma.
  • Pupila: Es la abertura redonda, pequeña y central del iris. Se dilata o contrae en función de la cantidad de luz existente. Cuando penetra la luz en un ojo, las dos pupilas reducen su diámetro (reflejo consensual) porque cada retina envía fibras a las cintillas ópticas de ambos lados. El tamaño de la pupila la controlan dos músculos: el dilatador y del esfínter de la pupila (el primero la abre y el segundo la cierra).
  • Cristalino: Situado entre el iris y el humor vítreo, esta parte del ojo tiene forma de lente biconvexa y es el segundo lente más importante. Es el encargado de enfocar de manera correcta los objetos sin importar la distancia en la que se encuentren.
  • Córnea: Es la capa externa del ojo. Ayuda al ojo a enfocar a la vez que protege el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. La córnea puede verse afectada con problemas como: errores de refracción, alergias, infecciones, lesiones y distrofias.
  • Retina: Compuesta por conos y bastones, tiene como función dar información sobre la nitidez y el color; con ellos se percibe el brillo, el negro y el blanco al estimularse en función de la luz que reciben y envían la información al nervio óptico. La retina es la parte del ojo sensible a la luz.
  • Nervio Óptico: Es el encargado de conducir los impulsos nerviosos de los bastones y los conos al cerebro. El mensaje visual es transmitido en forma de señales eléctricas. El cerebro transformará esa electricidad en sensación visual.

El Sistema de Salud Pediátrica Nemours (EE.UU.), explica algunas medidas que puestas en práctica van a servir mucho para proteger los ojos, estas son: Usar anteojos protectores en lugares en los que podrían volar desechos o sustancias químicas, como por ejemplo en el taller de carpintería o en el de trabajo con metal, el laboratorio de ciencias, o en la clase de arte. Usar protección para los ojos cuando juegues o practiques deportes en los se podrían sufrir lesiones a los ojos. Usa anteojos de sol, el exceso de luz puede dañar los ojos y causar problemas de la visión, como por ejemplo las cataratas.

¿Cómo lo vio?

FUENTES: https://medlineplus.gov/spanish/eyecare.html
https://medlineplus.gov/spanish/cornealdisorders.html
https://kidshealth.org/es/kids/eye-esp.html
http://www.fotonostra.com/digital/ojohumano.htm

La OMS señala que esta enfermedad  constituye un problema de salud pública en 42 países, siendo la causa de la ceguera de 1,9 millones de personas.

Opacidad de la córnea, secreción ocular, inflamación de los ganglios linfáticos delante de las orejas, párpados inflamados y pestañas invertidas son síntomas de tracoma, una enfermedad ocular debido a la bacteria Chlamydia trachomatis.

La forma de transmisión de esta bacteria, es por contacto directo con secreciones nasales u oculares de personas infectadas o por contacto directo con dichas secreciones a través de toallas u otros elementos contaminados.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, “en Colombia se ha sugerido una posible participación de moscas en la transmisión mecánica de la enfermedad”. La razón es que causas como el hacinamiento, la higiene facial deficiente, la pobreza y la falta de acceso a servicios de salud son favorecedores de la enfermedad.

El tracoma es una querato conjuntivitis producida por los serotipos A, B, Ba y C de la Chlamydia trachomatis. Afirma el Instituto Nacional de Salud (INS), que una vez son infectadas las personas, desarrollan en un término de 5 a 10 días, la infección activa que consiste en una conjuntivitis de intensidad variable y autolimitada.

Quienes resultan más afectados suelen ser los niños y las mujeres. Dependiendo de las condiciones de higiene, la infección puede darse de manera repetida durante la infancia. Sin embargo, las formas crónicas pueden presentarse en personas alrededor de los 15 años de edad y con mayor frecuencia en mayores de 30 años.

Es importante anotar, según señala el INS, que “la ceguera por tracoma es causada después de muchos años de infecciones repetidas acompañadas de un proceso inflamatorio y progresivo, que cicatriza y deforma la conjuntiva palpebral superior, produciendo el contacto de las pestañas con el globo ocular, lo que se conoce como Triquiasis Tracomatosa (TT)”.

Este roce continuo de las pestañas con el globo ocular, produce molestias permanentes para quien padece esta secuela de la enfermedad y cuando el punto de contacto es la córnea, se produce en ella (por efecto mecánico de rayado) una opacidad irreversible y progresiva que lleva a la disminución de la agudeza visual y posteriormente a la ceguera parcial y/o total”.

Tenga en cuenta, que la ceguera causada por tracoma es irreversible, por eso, en caso de haber tenido contacto con zonas en las que la higiene no era la mejor y/o países cerca de la Amazonía y si además padece los síntomas, acuda al médico. Siempre será mejor prevenir que lamentar

Retinopatía diabética

La diabetes es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de retinopatía diabética.

Para entender la retinopatía diabética, el primer paso es conocer sobre la diabetes mellitus; una enfermedad crónica que impide que el cuerpo regule la cantidad de azúcar en la sangre, debido a muy poca producción de insulina, resistencia a la misma o ambas.

La función de la insulina es transportar la glucosa (fuente de energía para el cuerpo), del torrente sanguíneo hasta el músculo y células de grasa para almacenarla. Sin embargo, cuando las células del páncreas (órgano productor de insulina), no quieren trabajar, todo el proceso se frena y se produce la diabetes.

Según afirma la Fundación Oftalmológica Nacional, “todas las personas que sufren de diabetes durante largo tiempo tienen riesgo a desarrollar retinopatía diabética”. Pero ¿por qué sucede esto?, ¿cuál es la relación entre estos dos órganos, (páncreas y ojos)?

La Fundación señala que “después de 10 años de tener la enfermedad, el 80% de los diabéticos sufren además de cambios en la retina, desprendimiento de la misma, glaucoma, cataratas, entre otros”. La enfermedad de la retinopatía diabética entonces se convierte en una de las principales causas de baja visión y ceguera tanto en jóvenes como en adultos, debido a que afecta directamente a los vasos sanguíneos de la retina.

Se conocen dos etapas de la retinopatía diabética. La no proliferativa (RDNP), etapa temprana en la que aunque los vasos sanguíneos de la retina sangran y tienen fugas, no afectan la visión. No obstante puede haber presencia de micro aneurismas, hemorragias en la retina, engrosamiento o inflamación de la mácula (taponamiento de los vasos sanguíneos).

Por su parte, la etapa proliferativa (RDP) está directamente relacionada a la pérdida permanente de la visión, afectándola central y periféricamente, además de generar un crecimiento anormal de nuevos vasos sanguíneos que se llama neovascularización.

Otros síntomas durante estas etapas pueden incluir: manchas flotantes, puntos o telarañas en la visión, cambios en la visión de borroso a claro, áreas parcialmente oscuras en los campos de visión, poca visión nocturna y/o colores descoloridos.

Del buen control que haga de sus niveles de azúcar en la sangre, depende el desarrollo de enfermedades como la retinopatía diabética. Realizar ejercicio con regularidad, evitar el consumo de cigarrillo y mantener bajo control la tensión, colesterol y las enfermedades cardíacas, son el remedio que más tarde le evitará dolores de cabeza.

Presbicia: una condición ocular de la que pocos se salvan

Presbicia: una condición ocular de la que pocos se salvan

¿Cómo saber si tiene “ojo envejecido”? Lea el siguiente artículo.

Es común ver a personas mayores que para leer, un periódico por ejemplo, lo alejan mucho de su vista. En esta situación claramente hay un signo de presbicia u “ojo envejecido”, que según afirma la Academia Americana de Oftalmología (AAO por sus siglas en inglés), “es una condición ocular relacionada con la edad que hace difícil ver las cosas de cerca”.

Generalmente desarrolla a partir de los 40 años, cuando el cristalino del ojo – estructura que permite enfocar los objetos correctamente – se vuelve rígido. No obstante, en la juventud, el cristalino es suave y flexible lo que le permite cambiar su forma fácilmente y desarrollar su función.

“Los rayos de luz entran al ojo, a través de la córnea, la pupila y el lente o cristalino, se enfocan en la retina, un tejido sensible a la luz que recubre el fondo del ojo. A pesar de que el 70% del ajuste ocular proviene de la córnea, es el lente el que ayuda a mejorar nuestra habilidad de enfoque”.

Además de alejar los materiales de lectura para conseguir un mejor enfoque, los dolores de cabeza y el cansancio visual, son las señales más evidentes de la presbicia.

Según la AAO, casi todas las personas desarrollan presbicia. Sin embargo, hay quienes además sufren miopía, hipermetropía o astigmatismo; cuando esto ocurre, ambas condiciones se mezclan y los problemas de presbicia pasan a ser menores.

La hipermetropía (visión de lejos) es muy similar a la presbicia, sin embargo, difieren en sus causas. Como explica la AAO, “la hipermetropía es un error de refracción que se produce cuando el ojo es más corto de lo normal o la córnea (la ventana frontal transparente del ojo) es demasiado plana. Como resultado, los rayos de luz se enfocan más allá de la retina y no sobre ella. En general, esto le permite ver claramente los objetos distantes, pero hace que los objetos cercanos se vean borrosos”.

Como ya se mencionó, la presbicia suele aparecer con el tiempo, hacia los 40 años de edad, por su parte, la hipermetropía es una condición congénita.

En conclusión, se cree que con el tiempo, los cambios en las proteínas del lente lo hacen más rígido y menos flexible. Además, los músculos que rodean el lente pierden su elasticidad. A medida que el cristalino es incapaz de cambiar de forma tan fácilmente como antes, el ojo tiene una mayor dificultad para enfocar objetos cercanos.

¿Cómo le quedó el ojo?

¿Cómo le quedó el ojo?

Sea precavida, el uso inadecuado de maquillaje en los ojos podría generarle enfermedades graves.

Aunque no es un órgano vital en la existencia del ser humano, el ojo es uno de los cinco sentidos más importantes. Como cualquier parte del cuerpo, la visión es suceptible de enfermar y una de las causas más comunes es el maquillaje.

Los cosméticos, son productos utilizados para embellecer el cutis. Sin embargo, algunos como base, sombras, difuminadores, pestañinas y lápiz, son aplicados en los ojos.

Según Glaucoma Colombia, el maquillaje es una de las mayores preocupaciones tanto para oftalmólogos como para dermatólogos, debido a que se están presentando alergias y daños permanentes en la salud de quienes lo utilizan.

Por esa razón, comparten algunas recomendaciones para tener en cuenta:

  • Los productos deben poder retirarse fácilmente de la piel y no provocar ninguna alergia o manchas e irritaciones que causen daño.
  • Usar las gotas para los ojos que contengan corticoides, sin formulación ni control por parte del médico, puede causar enfermedades severas, especialmente en pacientes con glaucoma.
  • La calidad de los cosméticos es importante sobre todo si se es alérgico a los mismos. Buscar marcas a base de productos naturales, puede evitarle efectos secundarios en su salud.
  • La aparición de manchas e irritaciones alrededor de los ojos, debe ser una alerta para suspender el uso de los productos y visitar al médico.
  • Los cosméticos son personales. Nadie más que usted debe hacer uso de ellos, de lo contrario, podría haber contagio de enfermedades severas para la salud visual.

La piel de la zona del cutis, especialmente alrededor de los ojos, es una de las más sensibles de todo el cuerpo, y el maquillaje, una herramienta que le permite lucir mejor a quien lo usa; por eso también debe cuidarse. ¿Cómo?

Tan sencillo como mantenerlo aislado de la contaminación, guardado en una cosmetiquera o compartimiento aparte de todo, y en cuanto a los cepillos, esponjas, aplicadores de sombras compactas, limpiarlos como mínimo 5 veces al año: primero mojándolos y luego masajearlos con shampoo, enjuagarlos y dejar secar sobre una toalla.

En caso de no tener estos cuidados, lo más recomendable es cambiar estos implementos cada tres meses, igual como se hace con el cepillo de dientes.