Confíese de lo natural, pero sin correr riesgos

Confíese de lo natural, pero sin correr riesgos

Sin usted darse cuenta, la mezcla de medicamentos y suplementos alimenticios o vitamínicos pueden ser perjudiciales para su salud. Consulte al médico antes de comenzar cualquier tratamiento y evítese riesgos.

Los suplementos vitamínicos por lo general, venden ingredientes 100% naturales. Sin embargo, no siempre estos productos sintéticos, son los más recomendables.

Los suplementos están compuestos a base de vitaminas, minerales, hierbas, agregados botánicos, aminoácidos y enzimas, entre otros componentes. Todos estos nutrientes que se encuentran en las frutas, vegetales, carnes magras, y otros alimentos que no producen reacciones contraproducentes al organismo.

Sin embargo, los suplementos pueden aumentar o disminuir la absorción, metabolización o excreción de los medicamentos, lo que impide que éstos últimos actúen de manera correcta según el tratamiento que se esté llevando a cabo.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.) señala que aún medicamentos seguros pueden causar efectos secundarios o interacciones no deseadas con otros medicamentos o comida que usted esté tomando.

Un ejemplo de mezclas perjudiciales se ve representada en la toma de medicamentos para tratamientos de trasplantes de órganos, cardiopatías, depresión, VIH/SIDA, pastillas anticonceptivas y suplementos herbolarios. Dependerá de la medicina la gravedad de los resultados.

El ginkgo biloba junto con suplementos de vitamina E y medicamentos como la aspirina, pueden en conjunto adelgazar la sangre; ¿qué riesgos conlleva esto?, hemorragias internas o derrames cerebrales. Aunque muchas personas los consumen para asegurarse una ingesta adecuada de nutrientes esenciales, la verdad es que estos suplementos no deben reemplazar los alimentos que componen una dieta sana.

En el caso de los niños, la mezcla de estas dos sustancias (suplementos y medicamentos), también puede generarles daño porque su metabolismo trabaja de forma diferente por edades. Si es una persona que padece una enfermedad, está embarazada o tiene planeada una cirugía, debe evitar los suplementos o consultar antes al médico.

El oficial médico Robert Mozersky, de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, asegura que los consumidores quizás crean que un producto “natural”, tal como un suplemento herbolario o el aceite de pescado, no puede hacerles daño, pero “natural no siempre significa seguro”, aclara. Por ejemplo, muchos productos para adelgazar alegan ser “totalmente naturales” o “herbolarios”, pero sus ingredientes pueden interactuar con los medicamentos o ser peligrosos para las personas con ciertas enfermedades.

Y aunque evaluar la eficacia de los suplementos no es su tarea, por el contrario, si lo es evaluar los ingredientes comestibles que el fabricante adhiera al suplemento como nuevos o tomar medidas si estos productos se encuentran adulterados, con errores en su identificación o si no son seguros para el consumidor.

Cómo influyen los suplementos en el deporte

Cómo influyen los suplementos en el deporte

Consumir suplementos debe hacerse bajo prescripción médica, de lo contrario no podrán ser aprovechadas sus ventajas.

Los suplementos pueden llegar a ser buena fuente de proteínas, ayudar a controlar el apetito, aumentar los niveles de energía, retrasar la fatiga y demás, pero no son una sustancia que deba tomarse sin supervisión médica, ni como la primera opción que se encontró en el supermercado.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.) señala que cada vitamina tiene funciones específicas. Si tiene bajos niveles de determinadas vitaminas, puede desarrollar una enfermedad por deficiencia. La mejor manera de obtener suficientes vitaminas es mantener una dieta balanceada con alimentos variados. En algunos casos, es posible que se necesite un multivitamínico diario para una salud óptima. Sin embargo, las altas dosis de algunas vitaminas pueden enfermarlo.

El uso de estos productos debe estar acompañado por un médico, de esta forma pueden alcanzar los beneficios y ventajas que brindan, especialmente si es usted una persona que practica actividad física regularmente. Algunos beneficios son:

  • Practicidad: Para quienes no tienen mucho tiempo, un suplemento no requiere gran preparación y ayuda a ingerir nutrientes de manera rápida.
  • Velocidad de absorción: A diferencia de los alimentos, los suplementos al ser digeridos, alcanzan el torrente sanguíneo en menor tiempo, lo que permite mayor energía y recuperación muscular después del ejercicio.
  • Evidencia científica: Algunos de los ingredientes que están contenidos en los suplementos, han sido certificados por entidades internacionales, sin embargo, no se debe confiar en todo lo que se encuentra ofertado.

Por ejemplo, en el comercio se pueden conseguir suplementos en forma de barras, polvo, cápsulas, líquidos y geles con un contenido a base de nutrientes y vitaminas que prometen rendimiento deportivo, quema de grasa y aumento de masa, sin embargo, aquí una pequeña lista del para qué sirven y cuáles debería consumir. Recuerde, siempre bajo supervisión médica:

  • Aminoácidos: Estructuras de las cuales están formadas las proteínas. Son utilizados para prevenir el deterioro de la masa muscular y mejorar el rendimiento.
  • Proteínas: Es esencial en el desarrollo de la masa muscular, reparación del tejido y ayuda a prevenir el desgaste del músculo. Proteína del suero de la leche es la más conocida.
  • Suplementos de post-entrenamiento: Aumentan el rendimiento y la fuerza durante la actividad física.
  • Suplementos de pre-entrenamiento: Ayudan a que el cuerpo se recupere de forma rápida y quede listo para una próxima sesión de trabajo. Pueden ser los aminoácidos como la glutamina.
  • Omega 3: Protege el corazón y el colesterol bueno que el cuerpo necesita.

Según información suministrada por el Sistema de Salud Pediátrica Nemours (EE.UU.), un caso es el de los deportistas adolescentes que utilizan medicamentos, como la hormona de crecimiento humano (HGH, por sus siglas en inglés) sin que se la haya recetado un médico podrían tener problemas de crecimiento y pueden desarrollar diabetes y problemas de corazón.

Es importante una evaluación nutricional porque un exceso de nutrientes en su organismo puede ser perjudicial para su salud, además de un plan de alimentación que vaya acorde a su actividad física. Tenga en cuenta que las proteínas permiten la adecuada alimentación, entrenamiento, descanso y reparación del tejido muscular.

¿Qué tanto sabe sobre suplementos vitamínicos?

¿Qué tanto sabe sobre suplementos vitamínicos?

En el mercado abundan cualquier cantidad de suplementos y aunque todos prometen un cuerpo fitness, no todos traen beneficios a su salud. Conózcalos.

Hoy en día, la cultura fitness es la que está mandando la parada en el mundo. Por eso, quienes roban las miradas son los cuerpos atléticos y trabajados tanto en hombres como en mujeres. Pero ¡ojo!, lo que empieza como actividad física regular, puede convertirse en una adicción por alcanzar el cuerpo de culturista que venden algunos programas televisivos, revistas o propagandas callejeras.

El gimnasio es el lugar donde aparte de encontrar los cuerpos soñados, también se descubren los suplementos deportivos: aquellas vitaminas que en la mayoría de los casos, entran a reemplazar los nutrientes naturales que nos brindan los alimentos.

¿Qué prometen estas sustancias? Aquello que usted cree estar necesitando: aumento de su masa muscular, eliminación de la grasa no deseada, aumentar la resistencia, el rendimiento (también sexual) y la testosterona. No se deje engañar, ni perjudicar.

Antes de empezar a tomar aditamentos, se debe hablar con el médico para que este le practique exámenes, a partir de los cuales, sabrá qué tipo de suplementos son beneficiosos para usted y en qué cantidades.

Según la Academia Americana de Médicos de Familia de Norteamérica, tener demasiado de algunas vitaminas en su sistema también puede ser peligroso. Por ejemplo, una sobredosis de vitamina A durante el embarazo puede causar problemas en el desarrollo del bebé. Por esta razón, es muy importante hablar con su médico antes de empezar a tomar cualquier suplemento. Esto es muy importante si usted está embarazada o tiene afecciones de salud.

A continuación se detallan algunos de los suplementos que podrían poner en verdadero riesgo su salud. Tome nota:

No recomendados:

  • Efedrina: Aunque es un suplemento eficaz para la pérdida de grasa rápida, promover el estado de alerta y aumentar la energía durante los entrenamientos, también lo es para generar accidentes cerebrovasculares y complicaciones cardíacas.
  • Suplementos de un solo aminoácido (excepto glutamina): Todos los aminoácidos esenciales y no esenciales, son requeridos por el cuerpo para mantenerse saludable, y si estos se encuentran en los alimentos (carnes magras, frutas, vegetales, pescado, etc), ¿para qué conformarse con menos?
  • Bloqueadores de carbohidratos: Estos suplementos venden mucho porque como su nombre lo dice “bloquean los carbohidratos”, lo que hace creer a las personas que tendrán menos calorías, cuando contrario a eso, consumirán el doble. Además de obesidad, puede causar hinchazón, gases, náuseas, vómitos y diarrea. ¿De esta forma quiere quemar grasa?
  • Aquellos que prometen aumentar la testosterona: Debido a las promesas, se tiene la falsa creencia de que estos suplementos aumentan la resistencia, mejoran el rendimiento (también sexual), ganan masa y fuerza muscular de manera rápida.

La verdad es que consumir estas creencias puede derivar en retención de líquidos, impotencia, acné, alopecia, minimizar la autoproducción de la hormona (testosterona) y ginecomastia (engrandecimiento patológico de una o ambas glándulas mamarias).

No está de más informarse y más importante aún, acudir al médico antes de iniciar cualquier programa que requiera la ayuda de suplementos.

Datos recopilados en el Manual Merck indican que consumir poca cantidad de una vitamina puede causar un trastorno alimenticio, aunque la probabilidad de desarrollar una carencia vitamínica es baja si se tiene una alimentación variada. La falta de vitamina D es una excepción, esta deficiencia es frecuente entre grupos de personas como los ancianos, incluso si se alimentan de forma adecuada. Los veganos, que no consumen productos de origen animal, pueden tener carencia de vitamina B12, presente en dichos productos. Lo que no se observa casi nunca es falta de biotina o de ácido pantoténico.

Suplementos: comprobar antes de tomar

Suplementos: comprobar antes de tomar

Estos productos, así muevan millones,  en la mayoría de los casos, no están certificados por las autoridades de vigilancia de alimentos y medicamentos. Antes de consumirlos, asesórese por un médico y evite riesgos en su salud.

Todo aquello que el cuerpo humano necesita para su óptimo funcionamiento se encuentra naturalmente en los alimentos. Personas como los deportistas que usan ayudas ergogénicas o suplementos deportivos, los toman para mejorar su rendimiento.

Sin embargo, antes de consumirlos es bueno conocer cuáles productos son realmente buenos y no generarán riesgos para su salud, teniendo en cuenta que en el mercado se encuentra una gran variedad de complementos que no requieren receta médica. No obstante, deberían ser consumidos bajo supervisión del médico nutricionista, quien por medio de un examen puede conocer cuál es el aporte de vitaminas, minerales, aminoácidos, hierbas o concentraciones que usted necesita.

Según la Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud de Norteamérica, todos los productos etiquetados como suplementos dietéticos incluyen una sección con los ingredientes, cantidad de ingredientes activos por porción, y otros ingredientes agregados (como rellenos, aglutinantes y saborizantes). El fabricante sugiere la cantidad a ingerir, pero usted o su médico tal vez decidan qué otra cantidad es más apropiada en su caso.

A continuación se relacionan los suplementos recomendados:

  • Multivitamínicos: Las multivitaminas ayudan a combatir las enfermedades y deficiencias nutricionales tempranas. Debe tomarse con las comidas para evitar malestares estomacales.
  • Aceite de semilla de lino (linaza): Rico en alfa-linolénico, ácidos grasos esenciales omega 3 y fitoquímicos, conllevan a una dieta saludable. Además de ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas (cardíacas, cerebrales, cáncer), los ácidos grasos se convierten en hormonas (prostaglandinas) que ayudan a reducir la inflamación de las articulaciones a causa del deporte.
  • Glutamina: Es conocido como el aminoácido más abundante en el torrente sanguíneo, encargado de reacciones bioquímicas importantes en el organismo, es el principal combustible metabólico para las células del sistema inmune. En los atletas, ayuda a reducir el riesgo de infección y a la recuperación de entrenamientos intensos.
  • Creatina: Además de ser el suplemento nutricional más estudiado, tiene una función directa en la transformación de la energía y su intercambio dentro del cuerpo. Proporciona un grupo fosfato que ayuda a regenerar (ATP), el principal constituyente para las contracciones musculares, haciéndolo muy benéfico para deportistas de fuerza y potencia.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Norteamérica ha encontrado casi 300 productos fraudulentos que son promocionados como productos para reducir peso, de mejoramiento sexual y para aumentar masa muscular, los cuales contienen ingredientes ocultos o falsamente rotulados. Los organismos reguladores estatales siguen alertando a los consumidores acerca de los productos contaminados y peligrosos que son comercializados como suplementos dietéticos. Estos productos fraudulentos pueden causar daños graves e incluso la muerte.

Ahora que conoce los suplementos que le vienen mejor al cuerpo, no se arriesgue y recuerde consultar al médico. Tenga en cuenta que estos productos no cuentan con la certificación de la FDA (Administración de alimentos y medicamentos) en su eficacia, por lo tanto no tiene el verdadero conocimiento de lo que lleva a su organismo.