Una rinitis mal llevada es una alergia prolongada.

Una rinitis mal llevada es una alergia prolongada.

Todo lo que necesita saber sobre rinitis alérgica, síntomas, causas y tratamientos.

Se conoce por rinitis a la inflamación de las mucosas que recubren la nariz en la parte interna. Estas inflamaciones pueden ser de tipo viral (gripa), inflamatorio (inhalación de gases, sustancias químicas), bacteriano (infecciones de sinusitis), y alérgico (polen, ácaros de polvo, frío). Aunque puede presentarse en cualquier edad, es más frecuente en niños entre dos y siete años.

La rinitis alérgica que afecta las mucosas de la nariz puede presentar signos muy parecidos a un resfriado, pero, a diferencia de este, no se debe a un virus, sino a la presencia de sustancias ajenas a nuestro organismo que, al ser descubiertas por el mismo, activa las células inmunitarias en una reacción que de ser exagerada puede producir una alergia.

Entre los elementos que pueden desencadenar la rinitis alérgica se encuentra el polen, proveniente de árboles, flores o césped; las esporas expulsadas al aire por hongos; el musgo o los helechos y el pelo de las mascotas (gatos, perros o aves).

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Alergias, Asma e Inmunología, la rinitis alérgica se divide en:

Rinitis Alérgica Anual: Es producto de la exposición a pelo de mascotas, polvo y ácaros, también es desencadenada por alérgenos comunes de interiores, como la caspa (capas secas de la piel) y saliva animal, el moho y los restos de cucarachas. Se conoce como “rinitis alérgica perenne” dado que los síntomas por lo general ocurren a lo largo de todo el año.

Rinitis Alérgica Estacional: común en países con diversas estaciones climáticas. La enfermedad se manifiesta en épocas especiales del año, como la primavera (mayor producción de polen).

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.) señala que los primeros síntomas de esta alergia incluyen el exceso de flujo nasal o rinorrea, congestión nasal, estornudos, tos, irritación de las mucosas de la nariz, garganta y boca, aparición de ojeras, disminución de la agudeza del olfato.

La rinitis se puede tratar eliminando todo contacto con elementos que la desencadenen, hacer uso de la inmunoterapia o a través de medicamentos como: Antihistamínicos, que administrados por vía oral, son eficaces contra picazón, irritación y flujo nasal; descongestionantes que pueden ser líquidos, tabletas o atomizadores; corticosteroides nasales que combaten la irritación y la inflamación nasal; y estabilizadores de la membrana de los mastocitos que inhiben la degranulación de los mastocitos y con ello la liberación de sustancias que llevan a la inflamación.

Por lo inesperado de su aparición, la rinitis alérgica no puede evitarse completamente, pero sí tomar medidas que ayuden a prevenirla como tener habitaciones y colchones libres de polvo y ácaros, no exponerse al frío o vientos fuertes y alejarse del humo del tabaco o el de los vehículos.

FUENTES: https://www.aaaai.org/global/spanish-materials/Conditions—Treatments/Allergies/Rhinitis
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000813.htm

 

Un tabique nasal desviado:  No se inquiete, no siempre es síntoma de alarma

Un tabique nasal desviado: No se inquiete, no siempre es síntoma de alarma

Los problemas respiratorios son el síntoma más frecuente en las personas que tienen tabique nasal desviado. Si es su caso, tome nota y acuda al médico.Formado por cartílago y hueso, el tabique nasal es la pared que divide la cavidad de la nariz en lo que se conocen como fosas. Cuando el tabique se desvía, es debido a un desplazamiento del mismo que  obstruye la respiración.

Las desviaciones del tabique nasal por lo general son asintomáticas y suelen estar relacionadas con anormalidades en el desarrollo o traumatismos principalmente causados en la práctica de deportes de contacto o accidentes de tránsito.

La nariz adquiere una deformidad en forma de ‘S’, quedando desplazada la parte superior hacia un lado y la parte inferior hacia el lado contrario y causar daños de obstrucción y predisposición a la sinusitis y epistaxis a causa de corrientes de aire seco.

Cuando el traumatismo se produce en niños y adolescentes en etapa de crecimiento y desarrollo, además de las fracturas del tabique, pueden generarse curvaturas y dobleces que continúan en la etapa adulta. Así lo han descrito los doctores Lars Trier Hansen y Dr. Robert Mills, ambos especialistas en otorrinolaringología.

El mal desarrollo de los senos de la nariz, un desarrollo defectuoso del paladar, la mala salida de los dientes definitivos, adquirir la costumbre de chuparse el dedo pulgar o presionar con la lengua el paladar, también son causas frecuentes de desviación del tabique.

Este trastorno es asintomático; sin embargo, puede ocasionar una serie de síntomas que se describen a continuación:

  • Apnea del sueño
  • Sensación de nariz tapada o congestión
  • Sangrado por la nariz o epistaxis
  • Infecciones respiratorias (faringitis, sinusitis, laringitis)
  • Dolor facial
  • Respiración ruidosa durante el sueño especialmente en los niños
  • Congestión y descongestión de las fosas nasales por ciclos (primero un lado, luego el otro)
  • Sequedad en la boca
  • Ojeras o bolsas bajo los ojos.
Sinusitis:  Inflamación de los senos paranasales

Sinusitis: Inflamación de los senos paranasales

Irritantes como el humo de cigarrillo, la polución ambiental,resfriados o alergias son los principales causantes de inflamaciones en la nariz.

Es un proceso inflamatorio de los senos paranasales como consecuencia de reacciones alérgicas e infecciones, virales o bacterianas; descrito así por el Manual Merck, Séptima Edición. Los senos paranasales son espacios huecos que se encuentran ubicados a cada lado de la nariz, divididos en: seno frontal, etmoidal y maxilar.

Estas cavidades, por donde pasa el aire al interior de los huesos que rodean la nariz, pueden producir entre 250cc y 500cc. de moco, que tienen la función de drenar las impurezas presentes en las cavidades durante la respiración.

Sin embargo, cuando hay presencia de irritantes como: humo de cigarrillo, polución, resfriados o alergias comunes, los senos maxilares se inflaman, generando el bloqueo y la infección de los mismos. Un tabique nasal desviado, un espolón óseo nasal o pólipos nasales pueden bloquear la abertura de los senos paranasales.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.) menciona y explica  que hay varios tipos de sinusitis, que son: Aguda, que dura hasta cuatro semanas; subaguda, que dura de cuatro a 12 semanas; crónica, que dura más de 12 semanas y puede continuar durante meses o incluso años, y la sinusitis recurrente, con varios ataques dentro de un año.

Los síntomas de la sinusitis en niños suelen ser: resfriados o enfermedad respiratoria, fiebre alta con secreción nasal durante tres días o tos durante diez días sin mejoría.

En el caso de los adultos, los síntomas se presentan después de un resfriado que empeora pasados los siete días y algunos de estos son:

Dolor de cabeza, congestión nasal y secreción, tos que empeora en las noches, fiebre, dolor de garganta, dolor similar a presión, sensibilidad facial, dolor detrás de los ojos, mal aliento o pérdida del sentido del olfato. También puede haber drenaje de mucosidad en la parte posterior de la garganta, llamada goteo retronasal.

Por su parte, la sinusitis crónica es cuando por más de tres meses, se presenta en niños o adultos, la inflamación de los senos paranasales a causa de hongos o bacterias. Los factores de riesgo de esta infección incluyen: Tabaquismo, fibrosis quística, rinitis alérgica o fiebre del heno, cambios de altitud, sistema inmunitario débil o enfermedades que impidan que los cilios (pequeños vellos), trabajen adecuadamente.

FUENTES: http://www.merckmanuals.com/es-us/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/trastornos-de-la-nariz-y-de-los-senos-paranasales/sinusitis
https://medlineplus.gov/spanish/sinusitis.html

Rinitis: Cuidado con lo que inhala

Rinitis: Cuidado con lo que inhala

Sustancias como el polen de las plantas, el polvo, el pelo de los animales o ciertos alimentos, pueden causarle rinitis. Si usted es alérgico a alguno de estos componentes u otros no mencionados, evite inhalarlos.

La rinitis se refiere a un conjunto de síntomas causados por alérgenos que al ser inhalados, causan alergia y afectan la nariz. Sustancias como el polen de las plantas, el polvo, el pelo de algunos animales o ciertos alimentos, pueden desencadenar este fenómeno. El Manual Merck describe cinco tipos de esta afección respiratoria:

  • Rinitis alérgica: También llamada ‘fiebre del heno’ consiste en una reacción alérgica al polen. El pasto, la maleza o los árboles son sus causantes, sin embargo, los tipos de plantas que la causan varían de una persona a otra, así como las regiones donde se produce.  Puede ser una reacción hereditaria especialmente si es la madre quien la padece. Sus signos ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia que la desencadena e incluyen: estornudos, ojos llorosos, picazón en nariz, boca, ojos, garganta o piel y rinorrea (flujo nasal).
  • Rinitis vasomotora: También llamada ‘rinopatía no alérgica’, es una afección de causa desconocida. Se sabe que algo irrita la nariz y esas causas pueden ser: medicinas, alimentos picantes, emociones fuertes, contaminación del aire o una atmósfera seca.
    Entre sus síntomas más comunes, el paciente puede presentar: goteo nasal, congestión nasal (nariz tapada), secreción nasal acuosa o sibilancias.
  • Rinitis atrófica: Parecida a una rinitis crónica, se caracteriza por la formación de costras en las cavidades nasales. Los síntomas incluyen: mal olor, hemorragias nasales, pérdida del olfato, obstrucción nasal, infecciones secundarias, faringitis, otitis, entre otros.
  • Rinitis aguda: Se manifiesta por un resfriado común, puede ser causada por infecciones. Los síntomas generalmente duran poco tiempo y estos son: secreciones nasales, estornudos, falta de olfato y picor.
  • Rinitis crónica:  Es una inflamación permanente que puede ser de origen alérgico. Entre otras causas, pued producirse en la sífilis, rinosclerosis (causa obstrucción nasal progresiva), rinosporidiasis (caracterizada por pólipos hemorrágicos), leishmaniasis, histoplasmosis y otros trastornos caracterizados por formación de granulomas y destrucción de tejido blando, cartílago y hueso.

Si usted conoce los factores desencadenantes de su rinitis, evítelos. Es la mejor manera de prevenir la enfermedad.

Nariz: El órgano de los olores

Nariz: El órgano de los olores

¿Cuáles son las partes de la nariz y sus funciones? Conózcalas.

La nariz es el órgano asociado al sentido del olfato. Está compuesta por dos estructuras externas denominadas fosas nasales, a través de las cuales es posible percibir todo tipo de olores, gracias a un nervio interno llamado ‘olfativo’.

Información del Manual Merck describe su estructura interna, la cual se compone de la siguiente manera: La nariz se sostiene por el hueso maxilar, los huesos nasales, frontales y placas de cartílago que componen el tabique. Éste último, una pared de cartílago y hueso, tiene la única función de dividir las fosas nasales.

Por otro lado se encuentra la cavidad nasal compuesta por huesos del cráneo, también llamados etmoides y esfenoides; debajo de ésta se encuentra el paladar. El vestíbulo nasal es un área que contiene glándulas sebáceas; ubicado detrás de las narinas o fosas nasales, se reconoce por los vellos y tejidos que hay dentro.

Los cornetes son las paredes de las fosas nasales y se subdividen en tabique superior, inferior y medio. Por otro lado, el bulbo olfativo, una masa redonda de tejido tiene unos sensores que sirven para distinguir y clasificar estímulos de olor.

La mucosa respiratoria es una membrana a través de la cual comienza el mecanismo de respiración. Pues es la encargada de limpiar y filtrar el aire para que entre por la nariz en la mejores condiciones posibles.

Su estructura externa es menos compleja y se describe a continuación: Raíz es la superficie de las cejas; puente y dorso es el borde de la raíz; ápice es la punta de la nariz; surco naso labial es el espacio entre nariz y boca; fosas nasales o narinas son aberturas  de la nariz; y la alas son paredes laterales a las fosas nasales.

Finalmente, la mucosa nasal, un tejido que reviste la cavidad nasal, tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas que producen el mecanismo sensorial del olfato. Mediante éste, es posible percibir estímulos sensoriales, captados por el sistema nervioso, y asimilados por el cerebro.

Según información suministrada por el Sistema de Salud Pediátrica Nemours (EE.UU.), la mayoría de las personas piensan en la lengua cuando se habla del sentido del gusto, pero no se podría sentirle el gusto a nada sin la ayuda de la nariz, pues la capacidad del olfato y el gusto van de la mano porque el olor de los alimentos nos permite saborearlos mejor.

FUENTES: https://kidshealth.org/es/kids/nose-esp.html
http://www.merckmanuals.com/es-us/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/biolog%C3%ADa-de-los-o%C3%ADdos,-la-nariz-y-la-garganta/nariz-y-senos-paranasales
http://www.anatolandia.com/2014/01/nariz-senos-paranasales-sistema-respiratorio.html
http://www.paxala.com/la-nariz/