El ojo:  Órgano fundamental para dar sentido a la visión

El ojo: Órgano fundamental para dar sentido a la visión

Ojo, cerebro y luz, tres elementos distintos sin los cuales no se podría desarrollar el sentido de la vista.

Los sentidos son el mecanismo que permite al ser humano percibir lo que le rodea y relacionarse. Por eso, es importante conocer cuáles son, cómo se componen, qué puede dañarlos y de qué manera se pueden evitar esos daños. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.), algunas enfermedades de los ojos pueden conducir a pérdida de la visión, por lo que es importante identificar y tratar estas enfermedades lo antes posible. Usted debe acudir a una revisión de sus ojos tan seguido como su proveedor de atención médica lo recomiende, o si presenta nuevos problemas de la visión. Así como es importante mantener su cuerpo sano, también necesita mantener sus ojos sanos. Coja la lupa porque este artículo está dedicado al ojo.

Las partes principales del ojo son:

  • Iris: Es la membrana coloreada del ojo. Ubicada entre la córnea y el cristalino tiene como función regular la entrada de luz aumentando o disminuyendo su tamaño según la intensidad de la misma. El número de gránulos de color en el iris determina el pigmento del mismo que además se relaciona con los genes, el tipo de piel y el color de cabello de una persona. La inflamación del iris se llama iritis. Ocurre con poca frecuencia la formación de tumores en esta membrana, sin embargo, cuando sucede se trata de melanoma.
  • Pupila: Es la abertura redonda, pequeña y central del iris. Se dilata o contrae en función de la cantidad de luz existente. Cuando penetra la luz en un ojo, las dos pupilas reducen su diámetro (reflejo consensual) porque cada retina envía fibras a las cintillas ópticas de ambos lados. El tamaño de la pupila la controlan dos músculos: el dilatador y del esfínter de la pupila (el primero la abre y el segundo la cierra).
  • Cristalino: Situado entre el iris y el humor vítreo, esta parte del ojo tiene forma de lente biconvexa y es el segundo lente más importante. Es el encargado de enfocar de manera correcta los objetos sin importar la distancia en la que se encuentren.
  • Córnea: Es la capa externa del ojo. Ayuda al ojo a enfocar a la vez que protege el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. La córnea puede verse afectada con problemas como: errores de refracción, alergias, infecciones, lesiones y distrofias.
  • Retina: Compuesta por conos y bastones, tiene como función dar información sobre la nitidez y el color; con ellos se percibe el brillo, el negro y el blanco al estimularse en función de la luz que reciben y envían la información al nervio óptico. La retina es la parte del ojo sensible a la luz.
  • Nervio Óptico: Es el encargado de conducir los impulsos nerviosos de los bastones y los conos al cerebro. El mensaje visual es transmitido en forma de señales eléctricas. El cerebro transformará esa electricidad en sensación visual.

El Sistema de Salud Pediátrica Nemours (EE.UU.), explica algunas medidas que puestas en práctica van a servir mucho para proteger los ojos, estas son: Usar anteojos protectores en lugares en los que podrían volar desechos o sustancias químicas, como por ejemplo en el taller de carpintería o en el de trabajo con metal, el laboratorio de ciencias, o en la clase de arte. Usar protección para los ojos cuando juegues o practiques deportes en los se podrían sufrir lesiones a los ojos. Usa anteojos de sol, el exceso de luz puede dañar los ojos y causar problemas de la visión, como por ejemplo las cataratas.

¿Cómo lo vio?

FUENTES: https://medlineplus.gov/spanish/eyecare.html
https://medlineplus.gov/spanish/cornealdisorders.html
https://kidshealth.org/es/kids/eye-esp.html
http://www.fotonostra.com/digital/ojohumano.htm

La OMS señala que esta enfermedad  constituye un problema de salud pública en 42 países, siendo la causa de la ceguera de 1,9 millones de personas.

Opacidad de la córnea, secreción ocular, inflamación de los ganglios linfáticos delante de las orejas, párpados inflamados y pestañas invertidas son síntomas de tracoma, una enfermedad ocular debido a la bacteria Chlamydia trachomatis.

La forma de transmisión de esta bacteria, es por contacto directo con secreciones nasales u oculares de personas infectadas o por contacto directo con dichas secreciones a través de toallas u otros elementos contaminados.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, “en Colombia se ha sugerido una posible participación de moscas en la transmisión mecánica de la enfermedad”. La razón es que causas como el hacinamiento, la higiene facial deficiente, la pobreza y la falta de acceso a servicios de salud son favorecedores de la enfermedad.

El tracoma es una querato conjuntivitis producida por los serotipos A, B, Ba y C de la Chlamydia trachomatis. Afirma el Instituto Nacional de Salud (INS), que una vez son infectadas las personas, desarrollan en un término de 5 a 10 días, la infección activa que consiste en una conjuntivitis de intensidad variable y autolimitada.

Quienes resultan más afectados suelen ser los niños y las mujeres. Dependiendo de las condiciones de higiene, la infección puede darse de manera repetida durante la infancia. Sin embargo, las formas crónicas pueden presentarse en personas alrededor de los 15 años de edad y con mayor frecuencia en mayores de 30 años.

Es importante anotar, según señala el INS, que “la ceguera por tracoma es causada después de muchos años de infecciones repetidas acompañadas de un proceso inflamatorio y progresivo, que cicatriza y deforma la conjuntiva palpebral superior, produciendo el contacto de las pestañas con el globo ocular, lo que se conoce como Triquiasis Tracomatosa (TT)”.

Este roce continuo de las pestañas con el globo ocular, produce molestias permanentes para quien padece esta secuela de la enfermedad y cuando el punto de contacto es la córnea, se produce en ella (por efecto mecánico de rayado) una opacidad irreversible y progresiva que lleva a la disminución de la agudeza visual y posteriormente a la ceguera parcial y/o total”.

Tenga en cuenta, que la ceguera causada por tracoma es irreversible, por eso, en caso de haber tenido contacto con zonas en las que la higiene no era la mejor y/o países cerca de la Amazonía y si además padece los síntomas, acuda al médico. Siempre será mejor prevenir que lamentar

Queratocono: Una enfermedad degenerativa

Queratocono: Una enfermedad degenerativa

Córnea,Astigmatismo,Queratocono,

SUMARIO

Sufrir de astigmatismo severo y además tener una córnea cada vez más delgada, de acuerdo a los exámenes médicos, son factores de sospecha para un queratocono incipiente.

Queratocono como su nombre lo indica, es una enfermedad degenerativa de la córnea, donde ésta adquiere una forma irregular (más fina) y abultada en forma de cono.

El doctor Luis Escaf, Director científico de la Clínica Oftalmológica del Caribe, explica que dicha forma deteriora severamente la calidad y la cantidad de la visión. “La córnea se adelgaza en el sitio donde está el cono y si no se toman medidas, se puede llegar a perforar”.

El queratocono ocurre en personas de todas las razas, especialmente en el género femenino. Su máximo desarrollo se da en la pubertad presentando síntomas como: pérdida progresiva de visión, intolerancia a la luz o fotofobia, rasquiña e irritación ocular e intolerancia a los lentes de contacto.

Conforme la enfermedad se va desarrollando, un defecto visual llamado astigmatismo ocasiona desenfoque a todas las distancias. Este proceso depende de la edad del paciente y del inicio de los síntomas, señala el Centro Oftalmológico Buenavista.

Se dice que la progresión de la enfermedad es relativa a la edad del paciente como al tiempo de inicio; normalmente, entre más joven es el paciente y más precoz el inicio del queratocono, mayor y más rápida es la progresión del mismo. Suele presentarse en ambos ojos pero uno de ellos tendrá mayor compromiso visual.

Para la Clínica Barraquer, la causa del queratocono “puede asociarse con gran número de condiciones locales o sistémicas. Se cree que tiene base genética, aunque hay que destacar la importancia de factores ambientales como el frotamiento ocular: la mayoría de los pacientes con queratocono se restriegan los ojos de forma crónica y pertinaz”.

Según el grado de deformidad, el queratocono puede ser frustro, leve, moderado o grave y según el Centro Oftalmológico Buenavista, “en los casos leves puede corregirse solo con gafas (en las primeras etapas), moderado (con gafas, lentes de contacto o cirugía) y en los graves con diferentes tipos de cirugía.

Finalmente si el queratocono es muy avanzado no queda más remedio que hacer el trasplante de córnea, que ahora se puede practicar con láser de femtosegundo el cual permite practicar cortes perfectos y muy precisos”.