Papaya: un alimento ideal para el estómago

Papaya: un alimento ideal para el estómago

Considerada como una de las frutas más ricas e ideales para curar y prevenir enfermedades, especialmente relacionadas con el estómago, se dice que quienes descubrieron el efecto medicinal de esta planta fueron los mayas.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.), la papaya es una planta cuyas hojas se usan para hacer medicinas. Esta fruta se utiliza para la prevención y el tratamiento de los trastornos del tracto gastrointestinal, para las infecciones intestinales por parásitos y como un sedante y un diurético. También se utiliza para los dolores de nervio (neuralgia) y para la elefantiasis, que es la hinchazón de grandes áreas del cuerpo, consecuencia de un trastorno poco frecuente del sistema linfático causado por gusanos parásitos.

Contiene vitaminas A, C, D y algunas del grupo B, minerales como calcio, potasio, sodio y también fibra dietética, es una fruta rica en antioxidantes, carotenoides y papaína, una enzima que ayuda a mantener un sistema digestivo sano que digiere las proteínas de los alimentos.

Según la Organización Alimentación Sana, la papaína se encuentra en concentraciones muy elevadas en los frutos maduros, y con su extracto se elaboran suplementos dietéticos con base en enzimas digestivas.

Además de favorecer la digestión, como uno de sus grandes beneficios, la papaya también es una fruta que gracias a su contenido en fibra, tiene un poder desintoxicante, buen antioxidante debido al caroteno, vitamina C y flavonoides. Es depurativa, ayuda a limpiar el colon y los intestinos; también es preventiva, contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares y artritis.

Es una fruta antiinflamatoria por la acción de Vitamina C, E, betacarotenos y enzimas. Ideal para quienes sufren de colon irritable o úlceras intestinales ya que ayuda en la buena digestión.

Es laxante por lo cual se recomienda a quienes padecen estreñimiento, y por su alto contenido en vitamina C, aumenta las defensas.

Favorece la formación de colágeno (la proteína estructural por excelencia), y activa la absorción del hierro, mejora la salud de la piel, las mucosas y el sistema inmunitario. También ayuda en el tratamiento de las heridas, gracias a la papaína elimina zonas necróticas y cicatriza.

Pero no sólo la pulpa de esta fruta es la que tiene beneficios en la salud del ser humano. Las pepas, que generalmente se desechan después de abrir la fruta, intervienen en muchos procesos de curación y prevención de algunos órganos, que se describen a continuación:

Hígado: Teniendo en cuenta que es el encargado de limpiar nuestro cuerpo, las semillas de papaya son una buena opción para ayudar en su proceso de depuración. En los casos de cirrosis hepática, son un tratamiento natural.

Estómago: En casos de infecciones estomacales, por estafilococos o salmonella, consumir las semillas de papaya con una infusión de manzanilla puede resultar un tratamiento muy útil.

Intestinos: Para eliminar los parásitos intestinales, nada mejor que las enzimas proteolíticas que se encuentran en las semillas de papaya.

Riñones: Tanto en casos de sufrir insuficiencia renal o para el proceso depurativo de estos órganos.

Para aquellas personas que desean bajar de peso y quemar la grasa: Una dieta en la que se incluya esta semilla (antes de cada comida), ayuda a impedir la absorción de grasas en exceso y acelera el proceso de digestión.

FUENTES: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/488.html
http://www.alimentacion-sana.org/PortalNuevo/actualizaciones/papayaencimas.htm

Beneficios del banano que no conocías

Beneficios del banano que no conocías

Un alimento muy completo que debe habituarse en todas las personas, especialmente en la dieta de los más chicos, los deportistas y las mujeres embarazadas.

Partiendo de que 100 gr. Esta fruta aporta aproximadamente 90 calorías, cabe resaltar que es un alimento altamente nutritivo y calórico, después del aguacate.

Es también de muy fácil digestión, rico en carbohidratos, lo que junto a la pera y la manzana lo convierten en ideal para los niños en etapa de lactancia. Aporta un alto contenido en potasio, lo que ayuda a equilibrar el agua en el cuerpo y por ende la eliminación de líquidos.

El consumo de plátano se recomienda porque:

  • Promueve la buena circulación de la sangre
  • Previene las úlceras estomacales y los calambres musculares
  • Favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso y la memoria
  • Mejora estrés y trastornos de sueño como el insomnio
  • Estimula el buen funcionamiento del sistema inmunológico
  • Favorece la buena salud de la piel y el cabello
  • Retrasa el envejecimiento de las células y la aparición de enfermedades degenerativas.
  • Ayuda a mantener la energía en el cuerpo por más tiempo, al ser un alimento que se absorbe lentamente.

Además de los beneficios ya mencionados, los bananos también tienen un efecto sanador en los siguientes trastornos y/o molestias:

  • La depresión: el triptófano, un aminoácido que contiene el banano, se convierte en serotonina u hormona de la felicidad, sustancia capaz de mejorar el estado de ánimo. El consumo de banano aumenta la felicidad.
  • Úlceras: Es muy molesto sentir que el estómago se quema, por eso para evitar la acidez e irritación estomacal, comer un banano mejora los síntomas gracias a que por su textura suave, crea una capa protectora en el estómago.
  • Anemia: El plátano contiene hierro, una sustancia esencial en la estimulación de hemoglobina en la sangre, que ayuda en tratamientos de anemia.
  • Picadura de mosquitos: Reducir la hinchazón cuando te pica un zancudo, puede hacerse con sólo frotar la parte interna de la cáscara.
  • Temperatura corporal: Además de mantener la energía en el cuerpo, controla el calor corporal del mismo. En algunas culturas las mujeres lo consumen para mantener la temperatura del feto.
La pera, una aliada contra la pérdida de peso y otros beneficios.

La pera, una aliada contra la pérdida de peso y otros beneficios.

Esta fruta no sólo influye en el buen desarrollo de los bebés, sino en la prevención de enfermedades relacionadas con la falta de calcio en las mamás.

Al igual que la manzana, la pera es una fruta dulce y refrescante, vista desde su aporte nutricional, muy favorable para la salud de los bebés, por su contenido en aminoácidos y ácidos poliinsaturados.

Tiene una buena cantidad y diversidad de vitaminas (A, B1, B2, B3, C, E y K), además de ácido fólico, potasio que junto al calcio actúan en la formación de los huesos del bebé, cobre, fósforo, boro, hierro, magnesio, sodio y azufre.

El alto contenido en boro, es primordial para retener el calcio en el organismo, haciendo de la pera un excelente alimento para las mujeres embarazadas, pues les ayuda a prevenir afecciones relacionadas con la falta de calcio, como la osteoporosis.

Por otro lado, cuando las madres se encuentran en período de gestación, el consumo de ácido fólico presente en esta fruta, es vital para prevenir posibles malformaciones en el bebé.

La vitamina C al hacer las veces de antioxidante, ayuda a prevenir la aparición de cualquier tipo de cáncer y hará que todos nuestros órganos sean más saludables y luzcan – especialmente la piel – jóvenes por más tiempo.

Para los pacientes que tienen problemas de estreñimiento, consumir la pera cruda o en zumos les ayuda a acelerar el ritmo intestinal gracias a la cantidad de fibras que posee. Además, los elevados niveles de pectina, además de reducir los lípidos en el organismo, regulan el colesterol alto.

La pera también es de gran beneficio para quienes desean perder peso debido a su alto contenido de agua y bajo nivel calórico, se recomienda especialmente para comer en el desayuno o un refrigerio como complemento de la actividad física.

Contiene a su vez ácidos orgánicos que ayudan en el alivio de dolores de estómago, favoreciendo la digestión al incentivar la secreción de jugos gástricos. Sin embargo, la pera también es:

  • Un alimento uricolítico (disuelve el ácido úrico), laxante, astringente y sedante.
  • Recomendable para pacientes diabéticos, hipertensos y con enfermedades cardíacas.
  • De gran valor en casos de reumatismo, gota, artritis, estrés, anemia y obesidad.
  • Ideal para evitar las flatulencias intestinales.
  • Indicada en dietas depurativas, debido a que neutraliza el exceso de residuos tóxicos propios de una dieta rica en productos de origen animal.
  • Conocida por su efecto hipotensor y acción estimulante de la formación de orina.

Ahora que ya conocen propiedades y los beneficios que proporciona esta fruta a su organismo. Es hora de empezar a consumirla.

Una manzana al día mejora su vida

Una manzana al día mejora su vida

Múltiples son los beneficios que gracias a sus propiedades, se le atribuyen a las manzanas. Además de poseer un alto valor nutricional, esta fruta conserva la mayoría de sus nutrientes en la piel, razón por la cual los nutricionistas recomiendan comerla cruda y con cáscara.

La manzana es una fruta que resulta conveniente a cualquier hora del día teniendo en cuenta que no afecta el metabolismo. Una manzana al día es suficiente dentro de una dieta organizada, pues influye de forma directa al sistema digestivo, colon, vejiga e hígado y en días de síntomas gripales, actúa como expectorante,  mejora la fiebre, y ayuda a conciliar el sueño.

Rica en fibra soluble, minerales como hierro, fósforo, potasio, magnesio, alfa caroteno, algunos ácidos y su alta composición de agua la convierten en una fruta tan completa que ayuda en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y aquellas de retención de líquidos.

Pero ¿cómo funcionan cada una de estas sustancias?, el potasio por ejemplo, actúa como diurético, la pectina (una mezcla de polímeros ácidos y neutros), ayudan en la eliminación de toxinas, el ácido málico, neutraliza los derivados ácidos y la fibra convierte a esta fruta en un remedio contra el estreñimiento y la diarrea.

El ácido tónico ayuda a incrementar la capacidad mental de las personas además de intervenir en la producción de anticuerpos y aumentar la absorción del calcio por los tejidos del cuerpo. Comer manzana es recomendable también porque ayuda con la acidez estomacal, la flatulencia y es un desinflamatorio natural del sistema digestivo.

Otros beneficios de esta fruta son:

  • Ayudan a reducir el colesterol alto y los niveles de azúcar en sangre (diabetes tipo 2).
  • Son buenas estimulantes de los riñones y el hígado y ayudan en la eliminación de toxinas.
  • Ayudan en problemas de asma, cáncer, ulceras pépticas, y artritis.
  • Gracias a sus propiedades sedantes, disminuye la presión en personas hipertensas.
  • Es fuente de vitamina E, que posee acción antioxidante.
  • Ayuda a mantener el sistema inmunológico más sano.
  • Contiene azúcares (fructosa, glucosa y sacarosa) y otras sustancias nutrientes.
  • Previene el envejecimiento celular.
  • Sus aminoácidos (cisteína, arginina, histidina, isoleucina, lisina) ayudan en el crecimiento y reparación de los tejidos.

En el caso de los bebés, la manzana junto con la pera y el banano, son las primeras frutas que se deben incluir en su alimentación hacia los seis meses de vida siempre y cuando estén siendo amamantados con leche materna. En caso de proveerles leche artificial, el consumo de la fruta debe darse hacia los 4 meses, sin dejar de lado la leche.

Minerales como los ya mencionados, vitaminas A, C, E y aquellas del grupo B, la fibra y el agua son gran fuente de beneficios para el bebé, principalmente en su hidratación.