Del aseo de su bebé también depende la dermatitis

Del aseo de su bebé también depende la dermatitis

La humedad de un pañal mojado puede dañar la piel de su bebé y hacer que sea más sensible a las rozaduras. Cuando eso sucede, puede desarrollarse la dermatitis.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.) señala que la dermatitis del pañal es causada por infección con una levadura (hongo) llamada cándida; es muy común en los niños. La cándida prolifera mejor en lugares calientes y húmedos, como dentro de un pañal.

De acuerdo con la Sociedad Colombiana de Pediatría en su portal Crianza & Salud, la dermatitis del área del pañal afecta a la mayoría de los bebés, pero usualmente no es seria. A continuación, explicamos las causas de la dermatitis, los pasos que puede tomar para ayudar a prevenirla y cómo curarla si se desarrolla.

Esta puede ser cualquier irritación en la piel que se desarrolla dentro del área del pañal. En los casos ligeros, la piel puede enrojecerse. En los casos más severos, podría haber llagas abiertas. Normalmente, dichas irritaciones se encuentran alrededor del abdomen, los genitales y en los pliegues de la piel de la cadera y las nalgas. Los casos ligeros desaparecen entre tres y cuatro días, sin tratamiento.

Con el paso de los años se ha dicho que tiene varias causas, tales como la dentición, la dieta y el amoniaco de la orina. Sin embargo, los expertos médicos creen actualmente que se produce por cualquiera de los siguientes factores:

Demasiada humedad, rozaduras o excoriaciones., contacto prolongado de la piel con la orina, el excremento o ambas cosas; infecciones causadas por hongos, infecciones causadas por bacterias y reacciones alérgicas al material del pañal.

Cuando la piel permanece húmeda por demasiado tiempo, las capas que la protegen comienzan a deteriorarse. Cuando se frota la piel húmeda, se daña más fácilmente. La humedad de un pañal mojado puede dañar la piel de su bebé y hacer que sea más sensible a las rozaduras. Cuando eso sucede, puede desarrollarse la dermatitis.

Un mayor roce entre los pliegues húmedos de la piel hace que la irritación empeore. Es por eso por lo que la dermatitis se desarrolla frecuentemente en los pliegues de la piel de la ingle y de la parte superior de la cadera.

Más de la mitad de los bebés entre los cuatro y quince meses de edad sufren de dermatitis del área del pañal al menos una vez en un período de dos meses.

Los niños que toman antibióticos tienen más probabilidad de sufrir dermatitis del área del pañal causada por infecciones producidas por hongos. Los hongos infectan la piel debilitada, lo cual causa una irritación con manchas rojas en las orillas. Uno puede curar este tipo de dermatitis con medicinas fungicidas sin recetar. Si ve esos síntomas, es recomendable que consulte a su pediatra.

¿Qué puedo hacer para prevenir la dermatitis del área del pañal?

Para ayudar a prevenir su desarrollo debe hacer lo siguiente:

  1. Cambie los pañales rápidamente después de que su niño los moje o de que tenga una evacuación. Eso limita la humedad en la piel.
  2. No los ponga de manera que les impida la entrada de aire, especialmente si los va a dejar puestos toda la noche. Mantenga el pañal flojo, de manera que las partes mojadas y sucias no froten tanto la piel.
  3. Limpie el área del pañal con agua. No necesita usar jabón al cambiar cada pañal o después de cada evacuación (los niños con lactancia materna pueden tener hasta ocho evacuaciones al día).
  4. Use jabón solamente cuando no se puedan limpiar las deposiciones fácilmente.
  5. No use talco o polvo para bebé, ya que podría causarle problemas de respiración a su niño.
  6. Evite limpiar excesivamente usando pañuelos desechables, los cuales pueden resecar la piel. El alcohol o el perfume de dichos productos podrían irritar la piel de algunos bebés.
La pera, una aliada contra la pérdida de peso y otros beneficios.

La pera, una aliada contra la pérdida de peso y otros beneficios.

Esta fruta no sólo influye en el buen desarrollo de los bebés, sino en la prevención de enfermedades relacionadas con la falta de calcio en las mamás.

Al igual que la manzana, la pera es una fruta dulce y refrescante, vista desde su aporte nutricional, muy favorable para la salud de los bebés, por su contenido en aminoácidos y ácidos poliinsaturados.

Tiene una buena cantidad y diversidad de vitaminas (A, B1, B2, B3, C, E y K), además de ácido fólico, potasio que junto al calcio actúan en la formación de los huesos del bebé, cobre, fósforo, boro, hierro, magnesio, sodio y azufre.

El alto contenido en boro, es primordial para retener el calcio en el organismo, haciendo de la pera un excelente alimento para las mujeres embarazadas, pues les ayuda a prevenir afecciones relacionadas con la falta de calcio, como la osteoporosis.

Por otro lado, cuando las madres se encuentran en período de gestación, el consumo de ácido fólico presente en esta fruta, es vital para prevenir posibles malformaciones en el bebé.

La vitamina C al hacer las veces de antioxidante, ayuda a prevenir la aparición de cualquier tipo de cáncer y hará que todos nuestros órganos sean más saludables y luzcan – especialmente la piel – jóvenes por más tiempo.

Para los pacientes que tienen problemas de estreñimiento, consumir la pera cruda o en zumos les ayuda a acelerar el ritmo intestinal gracias a la cantidad de fibras que posee. Además, los elevados niveles de pectina, además de reducir los lípidos en el organismo, regulan el colesterol alto.

La pera también es de gran beneficio para quienes desean perder peso debido a su alto contenido de agua y bajo nivel calórico, se recomienda especialmente para comer en el desayuno o un refrigerio como complemento de la actividad física.

Contiene a su vez ácidos orgánicos que ayudan en el alivio de dolores de estómago, favoreciendo la digestión al incentivar la secreción de jugos gástricos. Sin embargo, la pera también es:

  • Un alimento uricolítico (disuelve el ácido úrico), laxante, astringente y sedante.
  • Recomendable para pacientes diabéticos, hipertensos y con enfermedades cardíacas.
  • De gran valor en casos de reumatismo, gota, artritis, estrés, anemia y obesidad.
  • Ideal para evitar las flatulencias intestinales.
  • Indicada en dietas depurativas, debido a que neutraliza el exceso de residuos tóxicos propios de una dieta rica en productos de origen animal.
  • Conocida por su efecto hipotensor y acción estimulante de la formación de orina.

Ahora que ya conocen propiedades y los beneficios que proporciona esta fruta a su organismo. Es hora de empezar a consumirla.

Una manzana al día mejora su vida

Una manzana al día mejora su vida

Múltiples son los beneficios que gracias a sus propiedades, se le atribuyen a las manzanas. Además de poseer un alto valor nutricional, esta fruta conserva la mayoría de sus nutrientes en la piel, razón por la cual los nutricionistas recomiendan comerla cruda y con cáscara.

La manzana es una fruta que resulta conveniente a cualquier hora del día teniendo en cuenta que no afecta el metabolismo. Una manzana al día es suficiente dentro de una dieta organizada, pues influye de forma directa al sistema digestivo, colon, vejiga e hígado y en días de síntomas gripales, actúa como expectorante,  mejora la fiebre, y ayuda a conciliar el sueño.

Rica en fibra soluble, minerales como hierro, fósforo, potasio, magnesio, alfa caroteno, algunos ácidos y su alta composición de agua la convierten en una fruta tan completa que ayuda en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y aquellas de retención de líquidos.

Pero ¿cómo funcionan cada una de estas sustancias?, el potasio por ejemplo, actúa como diurético, la pectina (una mezcla de polímeros ácidos y neutros), ayudan en la eliminación de toxinas, el ácido málico, neutraliza los derivados ácidos y la fibra convierte a esta fruta en un remedio contra el estreñimiento y la diarrea.

El ácido tónico ayuda a incrementar la capacidad mental de las personas además de intervenir en la producción de anticuerpos y aumentar la absorción del calcio por los tejidos del cuerpo. Comer manzana es recomendable también porque ayuda con la acidez estomacal, la flatulencia y es un desinflamatorio natural del sistema digestivo.

Otros beneficios de esta fruta son:

  • Ayudan a reducir el colesterol alto y los niveles de azúcar en sangre (diabetes tipo 2).
  • Son buenas estimulantes de los riñones y el hígado y ayudan en la eliminación de toxinas.
  • Ayudan en problemas de asma, cáncer, ulceras pépticas, y artritis.
  • Gracias a sus propiedades sedantes, disminuye la presión en personas hipertensas.
  • Es fuente de vitamina E, que posee acción antioxidante.
  • Ayuda a mantener el sistema inmunológico más sano.
  • Contiene azúcares (fructosa, glucosa y sacarosa) y otras sustancias nutrientes.
  • Previene el envejecimiento celular.
  • Sus aminoácidos (cisteína, arginina, histidina, isoleucina, lisina) ayudan en el crecimiento y reparación de los tejidos.

En el caso de los bebés, la manzana junto con la pera y el banano, son las primeras frutas que se deben incluir en su alimentación hacia los seis meses de vida siempre y cuando estén siendo amamantados con leche materna. En caso de proveerles leche artificial, el consumo de la fruta debe darse hacia los 4 meses, sin dejar de lado la leche.

Minerales como los ya mencionados, vitaminas A, C, E y aquellas del grupo B, la fibra y el agua son gran fuente de beneficios para el bebé, principalmente en su hidratación.