Al incluir semillas de zapallo en la alimentación de los cerdos, científicos de la Universidad Nacional en Palmira, Valle (Colombia) lograron importante aumento de grasas insaturadas (saludable) que previenen taponamiento de arterias, altos niveles de colesterol y triglicéridos. Entérese de esta deliciosa solución.

La agencia de noticias de la Universidad Nacional divulgó recientemente cómo la reducción del maíz en la dieta de los cerdos, reemplazándolo en un 50% por semillas de zapallo, generó una importante reducción de las grasas saturadas.

De acuerdo con Ximena Hernández Arboleda, zootecnista de esta institución, las semillas de zapallo (Cucurbita moschata) se destacan por tener un alto contenido de ácidos grasos insaturados, además de vitamina E y carotenoides que permiten, a través de una dieta regular, favorecer la transformación de grasa de cerdos en grasa benéfica.

Es así como de cada 100 gramos del magro dorsal, o lomo del cerdo, solo 9,95 gramos son grasa. Teniendo en cuenta que el consumo recomendado de grasa por porción para mujeres es de 12 % y para hombres de 9 %, con esta investigación nos propusimos encontrar maneras de mitigar afectaciones negativas sin desmejorar el sabor de la carne”.

La grasa del cerdo alimentado con una dieta compuesta en un 50% por semillas de zapallo reportó un 59,6 % de ácidos grasos poliinsaturados (indicador conocido como asimilación); con la dieta del 25 % en semillas y el 75 % en concentrado se logró llevar ese indicador al 48,5 %, mientras que la alimentación compuesta completamente por concentrado comercial llegó en ese ítem al 30,8 %.

“El estudio puede servir como un primer paso hacia una mejora mucho más sustancial de la calidad de la grasa de cerdo en el país, pensando en porcentajes cercanos al 100% de ácidos grasos poliinsaturados a futuro”, proyecta la zootecnista.

En un informe del Fondo Nacional de la Porcicultura de Colombia se reporta que en 2017 el consumo de carne de cerdo en el país alcanzó los 9,2 kilos anuales por habitante. A su vez, 7 de cada 10 familias incluyen la carne de cerdo en su dieta de proteína animal.