Ojo, cerebro y luz, tres elementos distintos sin los cuales no se podría desarrollar el sentido de la vista.

Los sentidos son el mecanismo que permite al ser humano percibir lo que le rodea y relacionarse. Por eso, es importante conocer cuáles son, cómo se componen, qué puede dañarlos y de qué manera se pueden evitar esos daños. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.), algunas enfermedades de los ojos pueden conducir a pérdida de la visión, por lo que es importante identificar y tratar estas enfermedades lo antes posible. Usted debe acudir a una revisión de sus ojos tan seguido como su proveedor de atención médica lo recomiende, o si presenta nuevos problemas de la visión. Así como es importante mantener su cuerpo sano, también necesita mantener sus ojos sanos. Coja la lupa porque este artículo está dedicado al ojo.

Las partes principales del ojo son:

  • Iris: Es la membrana coloreada del ojo. Ubicada entre la córnea y el cristalino tiene como función regular la entrada de luz aumentando o disminuyendo su tamaño según la intensidad de la misma. El número de gránulos de color en el iris determina el pigmento del mismo que además se relaciona con los genes, el tipo de piel y el color de cabello de una persona. La inflamación del iris se llama iritis. Ocurre con poca frecuencia la formación de tumores en esta membrana, sin embargo, cuando sucede se trata de melanoma.
  • Pupila: Es la abertura redonda, pequeña y central del iris. Se dilata o contrae en función de la cantidad de luz existente. Cuando penetra la luz en un ojo, las dos pupilas reducen su diámetro (reflejo consensual) porque cada retina envía fibras a las cintillas ópticas de ambos lados. El tamaño de la pupila la controlan dos músculos: el dilatador y del esfínter de la pupila (el primero la abre y el segundo la cierra).
  • Cristalino: Situado entre el iris y el humor vítreo, esta parte del ojo tiene forma de lente biconvexa y es el segundo lente más importante. Es el encargado de enfocar de manera correcta los objetos sin importar la distancia en la que se encuentren.
  • Córnea: Es la capa externa del ojo. Ayuda al ojo a enfocar a la vez que protege el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. La córnea puede verse afectada con problemas como: errores de refracción, alergias, infecciones, lesiones y distrofias.
  • Retina: Compuesta por conos y bastones, tiene como función dar información sobre la nitidez y el color; con ellos se percibe el brillo, el negro y el blanco al estimularse en función de la luz que reciben y envían la información al nervio óptico. La retina es la parte del ojo sensible a la luz.
  • Nervio Óptico: Es el encargado de conducir los impulsos nerviosos de los bastones y los conos al cerebro. El mensaje visual es transmitido en forma de señales eléctricas. El cerebro transformará esa electricidad en sensación visual.

El Sistema de Salud Pediátrica Nemours (EE.UU.), explica algunas medidas que puestas en práctica van a servir mucho para proteger los ojos, estas son: Usar anteojos protectores en lugares en los que podrían volar desechos o sustancias químicas, como por ejemplo en el taller de carpintería o en el de trabajo con metal, el laboratorio de ciencias, o en la clase de arte. Usar protección para los ojos cuando juegues o practiques deportes en los se podrían sufrir lesiones a los ojos. Usa anteojos de sol, el exceso de luz puede dañar los ojos y causar problemas de la visión, como por ejemplo las cataratas.

¿Cómo lo vio?

FUENTES: https://medlineplus.gov/spanish/eyecare.html
https://medlineplus.gov/spanish/cornealdisorders.html
https://kidshealth.org/es/kids/eye-esp.html
http://www.fotonostra.com/digital/ojohumano.htm