Se estima que un 50% de quienes padecen algún tipo de cáncer, desarrollan este derrame.

La acumulación de líquido que se presenta en el espacio entre la membrana que recubre los pulmones y la pared torácica (zona pleural), es un derrame pleural. Se estima que un 50% de quienes padecen algún tipo de cáncer, desarrollan este trastorno.

Por otro lado, un cáncer que crece en el espacio pleural puede provocar un derrame pleural maligno, y más del 75 % de las personas que lo tienen, desarrollan linfoma, cáncer de mama, de pulmón u ovario. Esta infección es considerada como un signo de cáncer que se ha diseminado a otras áreas del cuerpo (metastásico). Aunque puede tratarse, el derrame pleural maligno es un síndrome potencialmente mortal.

Estudios recopilados en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.), mencionan y explican los dos tipos de derrame pleural que se conocen:

  • Derrame pleural trasudativo: Causado por la filtración de un líquido hacia el espacio pleural, debido a un bajo contenido de proteínas en la sangre o la presión elevada en los vasos sanguíneos. La causa más común es la insuficiencia cardíaca congestiva provocada por la presión anormal en los pulmones.
  • Derrame pleural exudativo: Causado por el bloqueo de los vasos sanguíneos o vasos linfáticos, inflamación, lesión al pulmón y tumores que se forman como resultado de una irritación (hinchazón) de la pleura y a menudo son causados por enfermedad pulmonar. Los ejemplos abarcan: cáncer pulmonar, neumonía, tuberculosis y otras infecciones pulmonares, reacción a fármacos, asbestosis y sarcoidosis.

Según el portal español de salud y medicina onmeda.es, un derrame pleural así como puede tener causas diferentes, pueden haber otras que no afecten directamente a los pulmones o que sean signo de otros trastornos, por ejemplo:

  • Tumores malignos; cáncer de pulmón, cáncer de mama o cáncer de ovarios, mesotelioma pleural, carcinoma de las células renales, linfomas malignos (linfomas no Hodgkin o linfomas de Hodgkin).
  • Inflamaciones; inflamación de los pulmones, tuberculosis, inflamación del páncreas, enfermedades reumáticas.
  • Insuficiencia cardiaca.

En general son los tumores malignos los mayores causantes de los derrames pleurales, seguido por la inflamación bacteriana (30% de los casos), y la insuficiencia cardíaca (10%).

Los síntomas comunes pueden ser: dificultad para respirar, tos seca, dolor, opresión en el pecho, malestar general, dolor torácico, hipo, respiración rápida o en algunos casos puede ser asintomático.

FUENTES: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000086.htm
http://www.onmeda.es/enfermedades/derrame_pleural-causas-3100-3.html