“Son responsables del 50% de la ceguera en el mundo. En Colombia hay cerca de 380.000 personas ciegas”, Instituto para Niños Ciegos y Sordos.

Varias fuentes científicas coinciden en considerar al envejecimiento como una de las principales causas consecuencias de las cataratas, sin que sea la única{^C y de su mayor consecuencia: la ceguera. Según el Instituto para Niños Ciegos y Sordos del Valle en Cali, “la catarata es responsable del 50% de la ceguera en el mundo, en tanto en Colombia hay cerca de 380.000 personas ciegas, con una prevalencia de catarata en población mayor de 45 años cercana al 20%”.

¿Cómo sucede? con los años, el cristalino, que es el lente ubicado detrás de la pupila, a través del cual pasan los rayos de luz hasta la retina y donde se forman las imágenes, con el paso de los años se vuelve más opaco hasta impedir el paso nítido de la luz a la retina, causando la catarata y en consecuencia la pérdida progresiva de la visión.

Explica el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), que “a partir de los 50 años puede que aumente la miopía, o todo lo contrario, que se produzca una recuperación de la visión inexplicable. Esto ocurre porque la catarata provoca unos cambios en el cristalino que pueden convertirlo en una especie de ‘lente de aumento’”.

Por eso, según el tamaño y localización de la opacidad del cristalino, puede percibirse o no la catarata que se manifiesta de varias maneras, siendo las más frecuentes:

  • Visión borrosa o doble
  • Fotofobia (intolerancia a la luz)
  • Mejor visión durante los días nublados
  • No hay necesidad de gafas para ver de cerca
  • Dificultad para conducir de noche

Cabe resaltar que las cataratas no se producen sólo por envejecimiento. La catarata ‘del desarrollo del cristalino’ es congénita y puede deberse a causas nutricionales, tóxicas, inflamatorias o metabólicas hereditarias, como también por enfermedades maternas en el embarazo.

La catarata ‘degenerativa’ es la más común, sobre la que se ha hecho mención a lo largo del artículo (pérdida gradual de la transparencia del cristalino), puede deberse a la exposición a rayos x, calor por rayos infrarrojos, traumatismo, enfermedad general, uveítis, medicamentos como corticosteroides o degeneración senil.

La ceguera por cataratas tiene una alta prevalencia y por ende un gran número de operaciones quirúrgicas necesarias. De usted y sus frecuentes visitas al oftalmólogo – si tiene más de 45 años – depende la salud de su ojo.