La OMS señala que esta enfermedad  constituye un problema de salud pública en 42 países, siendo la causa de la ceguera de 1,9 millones de personas.

Opacidad de la córnea, secreción ocular, inflamación de los ganglios linfáticos delante de las orejas, párpados inflamados y pestañas invertidas son síntomas de tracoma, una enfermedad ocular debido a la bacteria Chlamydia trachomatis.

La forma de transmisión de esta bacteria, es por contacto directo con secreciones nasales u oculares de personas infectadas o por contacto directo con dichas secreciones a través de toallas u otros elementos contaminados.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, “en Colombia se ha sugerido una posible participación de moscas en la transmisión mecánica de la enfermedad”. La razón es que causas como el hacinamiento, la higiene facial deficiente, la pobreza y la falta de acceso a servicios de salud son favorecedores de la enfermedad.

El tracoma es una querato conjuntivitis producida por los serotipos A, B, Ba y C de la Chlamydia trachomatis. Afirma el Instituto Nacional de Salud (INS), que una vez son infectadas las personas, desarrollan en un término de 5 a 10 días, la infección activa que consiste en una conjuntivitis de intensidad variable y autolimitada.

Quienes resultan más afectados suelen ser los niños y las mujeres. Dependiendo de las condiciones de higiene, la infección puede darse de manera repetida durante la infancia. Sin embargo, las formas crónicas pueden presentarse en personas alrededor de los 15 años de edad y con mayor frecuencia en mayores de 30 años.

Es importante anotar, según señala el INS, que “la ceguera por tracoma es causada después de muchos años de infecciones repetidas acompañadas de un proceso inflamatorio y progresivo, que cicatriza y deforma la conjuntiva palpebral superior, produciendo el contacto de las pestañas con el globo ocular, lo que se conoce como Triquiasis Tracomatosa (TT)”.

Este roce continuo de las pestañas con el globo ocular, produce molestias permanentes para quien padece esta secuela de la enfermedad y cuando el punto de contacto es la córnea, se produce en ella (por efecto mecánico de rayado) una opacidad irreversible y progresiva que lleva a la disminución de la agudeza visual y posteriormente a la ceguera parcial y/o total”.

Tenga en cuenta, que la ceguera causada por tracoma es irreversible, por eso, en caso de haber tenido contacto con zonas en las que la higiene no era la mejor y/o países cerca de la Amazonía y si además padece los síntomas, acuda al médico. Siempre será mejor prevenir que lamentar