Estos productos, así muevan millones,  en la mayoría de los casos, no están certificados por las autoridades de vigilancia de alimentos y medicamentos. Antes de consumirlos, asesórese por un médico y evite riesgos en su salud.

Todo aquello que el cuerpo humano necesita para su óptimo funcionamiento se encuentra naturalmente en los alimentos. Personas como los deportistas que usan ayudas ergogénicas o suplementos deportivos, los toman para mejorar su rendimiento.

Sin embargo, antes de consumirlos es bueno conocer cuáles productos son realmente buenos y no generarán riesgos para su salud, teniendo en cuenta que en el mercado se encuentra una gran variedad de complementos que no requieren receta médica. No obstante, deberían ser consumidos bajo supervisión del médico nutricionista, quien por medio de un examen puede conocer cuál es el aporte de vitaminas, minerales, aminoácidos, hierbas o concentraciones que usted necesita.

Según la Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud de Norteamérica, todos los productos etiquetados como suplementos dietéticos incluyen una sección con los ingredientes, cantidad de ingredientes activos por porción, y otros ingredientes agregados (como rellenos, aglutinantes y saborizantes). El fabricante sugiere la cantidad a ingerir, pero usted o su médico tal vez decidan qué otra cantidad es más apropiada en su caso.

A continuación se relacionan los suplementos recomendados:

  • Multivitamínicos: Las multivitaminas ayudan a combatir las enfermedades y deficiencias nutricionales tempranas. Debe tomarse con las comidas para evitar malestares estomacales.
  • Aceite de semilla de lino (linaza): Rico en alfa-linolénico, ácidos grasos esenciales omega 3 y fitoquímicos, conllevan a una dieta saludable. Además de ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas (cardíacas, cerebrales, cáncer), los ácidos grasos se convierten en hormonas (prostaglandinas) que ayudan a reducir la inflamación de las articulaciones a causa del deporte.
  • Glutamina: Es conocido como el aminoácido más abundante en el torrente sanguíneo, encargado de reacciones bioquímicas importantes en el organismo, es el principal combustible metabólico para las células del sistema inmune. En los atletas, ayuda a reducir el riesgo de infección y a la recuperación de entrenamientos intensos.
  • Creatina: Además de ser el suplemento nutricional más estudiado, tiene una función directa en la transformación de la energía y su intercambio dentro del cuerpo. Proporciona un grupo fosfato que ayuda a regenerar (ATP), el principal constituyente para las contracciones musculares, haciéndolo muy benéfico para deportistas de fuerza y potencia.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Norteamérica ha encontrado casi 300 productos fraudulentos que son promocionados como productos para reducir peso, de mejoramiento sexual y para aumentar masa muscular, los cuales contienen ingredientes ocultos o falsamente rotulados. Los organismos reguladores estatales siguen alertando a los consumidores acerca de los productos contaminados y peligrosos que son comercializados como suplementos dietéticos. Estos productos fraudulentos pueden causar daños graves e incluso la muerte.

Ahora que conoce los suplementos que le vienen mejor al cuerpo, no se arriesgue y recuerde consultar al médico. Tenga en cuenta que estos productos no cuentan con la certificación de la FDA (Administración de alimentos y medicamentos) en su eficacia, por lo tanto no tiene el verdadero conocimiento de lo que lleva a su organismo.