Cuenta la historia que Beethoven, el gran compositor, director de orquesta y pianista alemán, tuvo desde muy joven y a lo largo de toda su vida, problemas con su audición. Sus últimos diez años de vida los sobrellevó con hipoacusia; sin embargo, fue el genio de la Novena Sinfonía.

La hipoacusia se conoce como la incapacidad total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos; uno de los trastornos más frecuentes en el ser humano presente a cualquier edad. Según la Organización Panamericana de la Salud, América Latina tiene una prevalencia promedio de hipoacusia del 17% en trabajadores con jornadas de 8 horas diarias, durante cinco días a la semana.

Entre las causas de pérdida de audición se encuentra la hipoacusia neurosensorial inducida por ruido, uno de los tipos de este trastorno y problemas más comunes con pocas expectativas para el paciente. La Revista Ces, Salud Pública, describe los siguientes tipos de hipoacusia.

  • Hipoacusia Neurosensorial: Ésta disminución de la capacidad auditiva se produce por la alteración a nivel del oído interno, del octavo par craneal o de las vías auditivas centrales.
  • Hipoacusia Conductiva: Disminución de la capacidad auditiva por alteración a nivel del oído externo o del oído medio que impide la normal conducción del sonido al oído interno. Las causas pueden deberse a cerumen, restos celulares y cuerpos extraños, la atresia o estenosis y los tumores de conducto, la otoesclerosis y los cuadros de acumulación de líquido, la cicatrización o tumores en el oído medio.
  • Hipoacusia Mixta: Es la disminución de la capacidad auditiva por una mezcla de alteraciones de tipo conductivo y neurosensorial en el mismo oído, que se deben a entidades patológicas que afectan simultáneamente el oído medio e interno, como la otoesclerosis de los osiculos y la cóclea, los traumatismos craneales, la otitis media crónica, el colesteatoma, los tumores del oído medio y algunas malformaciones del oído interno.
  • Hipoacusia ocupacional: Es un daño del oído interno por ruido o vibraciones debido a ciertos tipos de ocupaciones.
  • Hipoacusia inducida por ruido(hir): Es la disminución de la capacidad auditiva de uno o ambos oídos, parcial o total, permanente y acumulativa, de tipo neurosensorial que se origina gradualmente, durante y como resultado de la exposición a niveles perjudiciales de ruido en el ambiente laboral, de tipo continuo o intermitente de intensidad relativamente alta.

El aparato auditivo se basa en la recepción e interpretación de ondas sonoras que provienen de estímulos externos, los cuales son convertidos posteriormente en impulsos nerviosos, por tal razón cabe tener en cuenta que en cuanto al sonido, los tonos agudos son más nocivos que los graves.

No exponga sus oídos. ¡Cuide su salud!