Consumir suplementos debe hacerse bajo prescripción médica, de lo contrario no podrán ser aprovechadas sus ventajas.

Los suplementos pueden llegar a ser buena fuente de proteínas, ayudar a controlar el apetito, aumentar los niveles de energía, retrasar la fatiga y demás, pero no son una sustancia que deba tomarse sin supervisión médica, ni como la primera opción que se encontró en el supermercado.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (EE.UU.) señala que cada vitamina tiene funciones específicas. Si tiene bajos niveles de determinadas vitaminas, puede desarrollar una enfermedad por deficiencia. La mejor manera de obtener suficientes vitaminas es mantener una dieta balanceada con alimentos variados. En algunos casos, es posible que se necesite un multivitamínico diario para una salud óptima. Sin embargo, las altas dosis de algunas vitaminas pueden enfermarlo.

El uso de estos productos debe estar acompañado por un médico, de esta forma pueden alcanzar los beneficios y ventajas que brindan, especialmente si es usted una persona que practica actividad física regularmente. Algunos beneficios son:

  • Practicidad: Para quienes no tienen mucho tiempo, un suplemento no requiere gran preparación y ayuda a ingerir nutrientes de manera rápida.
  • Velocidad de absorción: A diferencia de los alimentos, los suplementos al ser digeridos, alcanzan el torrente sanguíneo en menor tiempo, lo que permite mayor energía y recuperación muscular después del ejercicio.
  • Evidencia científica: Algunos de los ingredientes que están contenidos en los suplementos, han sido certificados por entidades internacionales, sin embargo, no se debe confiar en todo lo que se encuentra ofertado.

Por ejemplo, en el comercio se pueden conseguir suplementos en forma de barras, polvo, cápsulas, líquidos y geles con un contenido a base de nutrientes y vitaminas que prometen rendimiento deportivo, quema de grasa y aumento de masa, sin embargo, aquí una pequeña lista del para qué sirven y cuáles debería consumir. Recuerde, siempre bajo supervisión médica:

  • Aminoácidos: Estructuras de las cuales están formadas las proteínas. Son utilizados para prevenir el deterioro de la masa muscular y mejorar el rendimiento.
  • Proteínas: Es esencial en el desarrollo de la masa muscular, reparación del tejido y ayuda a prevenir el desgaste del músculo. Proteína del suero de la leche es la más conocida.
  • Suplementos de post-entrenamiento: Aumentan el rendimiento y la fuerza durante la actividad física.
  • Suplementos de pre-entrenamiento: Ayudan a que el cuerpo se recupere de forma rápida y quede listo para una próxima sesión de trabajo. Pueden ser los aminoácidos como la glutamina.
  • Omega 3: Protege el corazón y el colesterol bueno que el cuerpo necesita.

Según información suministrada por el Sistema de Salud Pediátrica Nemours (EE.UU.), un caso es el de los deportistas adolescentes que utilizan medicamentos, como la hormona de crecimiento humano (HGH, por sus siglas en inglés) sin que se la haya recetado un médico podrían tener problemas de crecimiento y pueden desarrollar diabetes y problemas de corazón.

Es importante una evaluación nutricional porque un exceso de nutrientes en su organismo puede ser perjudicial para su salud, además de un plan de alimentación que vaya acorde a su actividad física. Tenga en cuenta que las proteínas permiten la adecuada alimentación, entrenamiento, descanso y reparación del tejido muscular.