Un alimento muy completo que debe habituarse en todas las personas, especialmente en la dieta de los más chicos, los deportistas y las mujeres embarazadas.

Partiendo de que 100 gr. Esta fruta aporta aproximadamente 90 calorías, cabe resaltar que es un alimento altamente nutritivo y calórico, después del aguacate.

Es también de muy fácil digestión, rico en carbohidratos, lo que junto a la pera y la manzana lo convierten en ideal para los niños en etapa de lactancia. Aporta un alto contenido en potasio, lo que ayuda a equilibrar el agua en el cuerpo y por ende la eliminación de líquidos.

El consumo de plátano se recomienda porque:

  • Promueve la buena circulación de la sangre
  • Previene las úlceras estomacales y los calambres musculares
  • Favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso y la memoria
  • Mejora estrés y trastornos de sueño como el insomnio
  • Estimula el buen funcionamiento del sistema inmunológico
  • Favorece la buena salud de la piel y el cabello
  • Retrasa el envejecimiento de las células y la aparición de enfermedades degenerativas.
  • Ayuda a mantener la energía en el cuerpo por más tiempo, al ser un alimento que se absorbe lentamente.

Además de los beneficios ya mencionados, los bananos también tienen un efecto sanador en los siguientes trastornos y/o molestias:

  • La depresión: el triptófano, un aminoácido que contiene el banano, se convierte en serotonina u hormona de la felicidad, sustancia capaz de mejorar el estado de ánimo. El consumo de banano aumenta la felicidad.
  • Úlceras: Es muy molesto sentir que el estómago se quema, por eso para evitar la acidez e irritación estomacal, comer un banano mejora los síntomas gracias a que por su textura suave, crea una capa protectora en el estómago.
  • Anemia: El plátano contiene hierro, una sustancia esencial en la estimulación de hemoglobina en la sangre, que ayuda en tratamientos de anemia.
  • Picadura de mosquitos: Reducir la hinchazón cuando te pica un zancudo, puede hacerse con sólo frotar la parte interna de la cáscara.
  • Temperatura corporal: Además de mantener la energía en el cuerpo, controla el calor corporal del mismo. En algunas culturas las mujeres lo consumen para mantener la temperatura del feto.