No todo lo que se cree y se dice acerca de las características y cuidados de la dermis es cierto. Por eso presentamos algunas de las ideas que viven en el inconsciente colectivo y las aclaramos.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Debido a que forma una barrera que impide que microorganismos nocivos penetren en el cuerpo, además, es esencial en la protección de los tejidos corporales contra lesiones, controla la pérdida de líquidos (la sangre y el agua), al regular la temperatura del cuerpo a través de la transpiración y protegiéndolo de los rayos ultravioleta.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los  Estados Unidos (EE.UU.), en sus investigaciones sobre este tema, advierte que cualquier cosa que irrite, obstruya o inflame la piel puede causar síntomas como enrojecimiento, hinchazón, ardor y picazón. La alergia, irritantes, su composición genética y ciertas enfermedades y problemas del sistema inmunitario pueden provocar sarpullidourticaria y otros problemas en la piel. Muchos problemas de la piel, como el acné, también afectan su apariencia.

Verdades y mentiras

Se cree que sudar ayuda a bajar de peso y eso es falso. Sudar es un mecanismo de autorregulación de temperatura corporal, al hacerlo, el cuerpo elimina sal, agua y pierde peso que recupera al beber la cantidad de líquido que transpiró, volviendo al peso normal.

La exfoliación no es algo que necesiten todas las pieles para su renovación. Esta práctica debe hacerse bajo supervisión médica y se recomienda especialmente en pieles grasosas con tendencia al acné. Lavarse la cara dos veces al día con agua tibia, masajeándose suavemente con un jabón fabricado específicamente para personas con acné puede evitar brotes, lavarse demasiado y frotarse la piel puede irritarla. Después de la limpieza, la Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda aplicar una loción de venta sin receta médica que contenga peróxido de benzoilo.

No todos los lunares son cancerígenos y deben eliminarse. Dependiendo de sus características pueden serlo pero existen métodos clínicos como la dermatoscopia que determinan lesiones tumorales sospechosas para realizar exámenes más específicos.

Para nutrir la piel sólo hace falta una dieta balanceada que incluya frutas, verduras, lácteos y alimentos ricos en aminoácidos. Las cremas ‘nutritivas’ pueden hidratar  y mejorar su apariencia pero no nutrirla.

Mediante el sudor no se eliminan toxinas. El cuerpo a través del proceso metabólico normal y dentro de su funcionamiento, expulsa lo que no necesita por medio de la orina (agua, sodio y potasio).

Algunos productos como bases, rubores y sustancias ‘hidratantes’ cosméticas pueden causar acné. Lo más recomendable es consultar con un dermatólogo sobre el maquillaje más apropiado para su tipo de piel.

No siempre la caída del pelo es un signo de calvicie. Se estima que una persona pierde, en promedio, 80 cabellos al día (que han envejecido). Sin embargo, si la caída es excesiva, conviene que consulte al dermatólogo antes de automedicarse.

La melanina es un protector natural, por eso algunas estadísticas refieren que las pieles oscuras tienen menores probabilidades de sufrir cáncer de piel. Sin embargo, deben cuidarse pues una mayor exposición al sol puede causar tumores y daños en su ADN. Expertos del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, señalan al melanoma como una enfermedad por la que se forman células malignas cancerosas en los melanocitos (células que dan color a la piel), y se puede arraigar en cualquiera zona superficial del cuerpo.

Afirman que las sustancias que contiene el cigarrillo, disminuyen la cantidad de sangre que llega a los tejidos provocando que la piel envejezca y se torne oscura. Es cierto.

FUENTES: https://medlineplus.gov/spanish/skinconditions.html
https://kidshealth.org/es/teens/skin-tips-esp.html
https://www.cancer.gov/espanol/tipos/piel/paciente/tratamiento-melanoma-pdq