La encuesta nacional de salud señala que las poblaciones colombianas con mayor riesgo para sufrir la picazón del mosquito del dengue son aquellos con necesidades básicas insuficientes. 

El Aedes Aegypti es un mosquito portador del virus del dengue, la fiebre amarilla y enfermedades como chikunguña y zika. Sus criaderos son todos los lugares donde haya almacenamiento de agua (botellas, floreros, baldes, bebederos de animales, tanques, etcétera).

En Colombia el 11,1% de los hogares no cuentan con acueducto, sin embargo, hacen parte del 72%, que están ubicados en municipios con riesgo de transmisión del virus del dengue.

El Ministerio de Salud y Protección Social, señala que “la ausencia de acueducto incrementa el riesgo de brotes y epidemias ya que la necesidad de almacenar agua limpia en reservorios, lleva a establecer criaderos útiles de “Aedes Aegypti”, lo que no significa que los demás hogares estén a salvo.

Más del 50% del total de hogares no tienen acceso a las necesidades básicas; sus viviendas son inadecuadas (móviles, bajo un puente, sin paredes, piso de tierra), algunas se encuentran con hacinamiento (más de tres personas por habitación) y otras carecen de servicios o estos son inadecuados (sanitario y acueducto).

Cuando una persona es picada por el mosquito que transmite el dengue (aedes aegypti), puede presentar síntomas como: fiebre, dolor en los huesos, dolor de cabeza, dolores en las articulaciones, pérdida del apetito y dolor detrás de los ojos.

Según afirma Minsalud, “hay unos síntomas que son de alarma, como decaimiento mayor, permanencia de fiebre, sangrado en las encías, la orina, moretones en la piel y dolor abdominal persistente”.

Cuando se adquiere la enfermedad, lo más recomendable es no automedicarse sino acudir al médico y recibir un correcto diagnóstico de su parte para empezar el tratamiento, e ingerir abundante líquido.

Por lo demás, para evitar que es mosquito llegue a su casa, siga estas sencillas recomendaciones:

  • Cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de animales y floreros.
  • Tapar los recipientes con agua.
  • Eliminar la basura acumulada en patios y áreas al aire libre. Lavar y cepillar los tanques.
  • Utilizar repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas.
  • Usar ropa adecuada (camisas manga larga y pantalones largos), especialmente en zonas de mayor riesgo.
  • Usar toldillos para las camas.