Que no se le pasen los años tomando la decisión de tener un hijo.

Muchas mujeres hoy en día piensan en su realización profesional antes que en formar una familia y tener hijos, pero cuando les llega el momento y toman la decisión, se dan cuenta que por alguna razón desconocida, no pueden hacerlo. Entre otras razones, esto ocurre porque el número y la calidad de óvulos son reducidas  y descienden las posibilidades de fertilidad.

De acuerdo con Investigaciones de la Oficina para la Salud de la Mujer en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el término infertilidad significa no poder quedar embarazada después de intentarlo durante un año (o seis meses, si una mujer tiene 35 años o más). Cabe la posibilidad de que las mujeres que puedan quedar embarazadas, pero no puedan sostener el embarazo, también sean infértiles. De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente el 10 por ciento de las mujeres estadounidenses (6.1 millones) de entre 15 y 44 años de edad tienen dificultades para quedar embarazadas o sostener el embarazo.

Según el Centro Colombiano de Fertilidad y Esterilidad (Cecolfes), algunas causas de infertilidad en la mujer incluyen:

  • Uterinas: Anomalías congénitas del útero, miomas.
  • Endometriales: Pólipos, engrosamiento, miomas.
  • Ováricas: Quistes, ausencia de ovulación, menopausia temprana.
  • Tubáricas (Trompas): Obstrucción, adherencias.
  • Cervicales: Baja calidad del moco cervical.
  • Inmunológicas: Rechazo inmunológico del embrión.
  • Genéticas: Anormalidades cromosómicas.

Otras causas más comunes pueden ser: la diabetes, los problemas de la tiroides, tumores o cáncer, excesivo consumo de alcohol, tabaco o actividad física, trastornos alimenticios, desnutrición, desequilibrios hormonales, obesidad, cirugía para prevenir el embarazo (ligadura de trompas) o falla en la cirugía de recanalización de trompas (reanastomosis) e infección pélvica.

Tenga en cuenta que la infertilidad femenina puede ocurrir cuando los óvulos no pueden movilizarse libremente del ovario a la matriz, los ovarios tienen problemas para producir óvulos, el óvulo fecundado no sobrevive una vez se encuentra fijado al revestimiento de la matriz o útero.

La infertilidad se puede dividir en dos: primaria, manifestada en aquellas parejas que después de poco más de un año de relaciones sexuales sin el uso de métodos anticonceptivos, no logran quedar en embarazo; y secundaria se da en aquellas parejas que después de lograr un embarazo, se les dificulta lograr el segundo.

En estos casos, existen varios tipos de tratamiento que la pareja podría aplicar, en lo posible con ayuda médica, para lograr el embarazo deseado. La inseminación intrauterina y fecundación in vitro, medicamentos para tratar los diferentes tipos de infecciones o trastornos de coagulación que se presenten, medicamentos para ayudar a la formación de óvulos, ejercicios como tener relaciones cada tres días antes y durante la ovulación cada mes, o antes de que se presente la ovulación, afirman los especialistas, es de gran ayuda.

Si quiere quedar embarazada, no está de más hablarlo con su pareja e intentarlo, sin dejar de lado el consejo y aprobación de su médico.